Los negocios tienen ¨alma¨

Los detalles pequeños hacen una gran diferencia

En la economía moderna, las empresas deben tener corazón. La industria del marketing está rota. Los consumidores están cansados de la interrupción, el empuje, los medios de comunicación y la manipulación del marketing y la publicidad en general. Quieren tratar con compañías honestas y éticas que tienen corazón y propósito y que se preocupan por servir a todos sus grupos de interés en lugar de sus bolsillos. En el mercado moderno, un negocio que funciona bien y contribuye a la elevación de la humanidad y el planeta atrae a los mejores clientes, empleados, proveedores e inversores.
El marketing no tiene que ser el peso muerto presupuestario en el que se ha convertido. Puede ser divertido, humano e inspirador para todos los involucrados, pero el cambio requiere un cambio profundo en el pensamiento y el comportamiento que va mucho más allá de la transacción o la venta. Para mantenerse relevantes en la economía moderna, las empresas deben mostrar lo que hay en su núcleo, por qué hacen lo que hacen y por qué es importante. Aunque es un concepto muy difícil de digerir todavía, estamos pasando muy rápido hacia una estructura espiritual de los negocios. La humanidad se esta despertando y no cree más en mentiras. Un hombre debe actuar con sinceridad si quiere éxito solido, duradero y de calidad.

 

©2019 por HypnoYoga. Todos los derechos reservados.