¿Que es Hatha Yoga?

Yogas citta vrtti nirodhah

En este sutra, Patánjali nos da la meta del yoga. Si se logra la restriccion de las modificaciones mentales, hemos alcanzado la meta del yoga. En hatha yoga estamos viajando hacia el camino de la liberacion de los pensamientos turbulentes empleando la respiración consciente (pranayama) y los movimientos del cuerpo (asana). El yoga psicofisico dispone de un gran numero de tecnicas de purificacion fisica y energetica, en cuya realisacion tambien juega un papel importante la atencion. Estas tecnicas previenen contra desordenes, regulan las funciones corporales, equilibran el sistema nervioso, mejoran la coordinacion del cuerpo y mente y desarollan la consciencia. En sánscrito, Ha significa sol (masculino) y Tha significa luna (femenino). Si por algo se caracteriza esta modalidad es por la suave transición entre unas posturas y otras.

Principios del Hatha Yoga

Sthira Sukham Asanam

En este sutra de Patanjali  se afirma que el objetivo de la práctica es encontrar en cada postura o asana un equilibrio entre el esfuerzo y la comodidad. Asana significa postura, pero su traducción literal es «asiento».

Desarrollar sthira en la práctica de yoga implica que el cuerpo pueda permanecer estable y muscularmente activo en una postura por un tiempo prolongado.

Desarrollar sukha en la práctica de yoga implica buscar la comodidad y la ausencia de obstáculos en cada postura.

Esto se aplica en principio a las posturas de yoga, pero también puede ser tomado como una filosofía de vida.

Para lograr esto, hatha yoga usa unas tecnicas que son minuciosamente aplicadas:

1. Los asanas o posiciones fisicas

2. El pranayama o tecnicas de control respiratorio

3. Mudras y bandhas, o tecnicas de aprovechamiento de la energia y de la accion neuromuscular

4. Los shatkarmas o practicas de limpieza corporal

Beneficios del hatha yoga

Sembrad enseguida la semilla de los buenos hábitos, crecerá poco a poco

Reduce el estrés

Sobre todo el saludo al sol, calma y relaja la mente y consecuentemente alivia el estrés.

Ayuda a fijar la atención

Mantener cada asana , requiere atención y respiración  profunda, lo que ayuda a mantener la atención y mantener la mente alerta y despierta.

Crea fuerza y equilibra

El yoga ayuda a mantener las articulaciones sanas y el cuerpo fuerte, previniendo la artritis y los problemas articulares. El yoga contribuye al mantenimiento del equilibrio corporal y emocional, especialmente en edad avanzada.

Mejora flexibilidad

La flexibilidad es muy importante para mantener un cuerpo ágil. Cuando los músculos no están flexible, se altera la postura, duelen la espalda, las rodillas y el cuello. Practicando yoga regularmente, se corrige la postura corporal y los músculos se flexibilizan.

Mantenimiento general de la salud

Fortalece y tonifica  el cuerpo, el sistema inmune y el metabolismo. La respiración que le acompaña, ayuda a equilibrar mente y emociones.

Es bueno para la circulación sanguínea

Las asanas invertidas, hacen que la circulación vaya de las piernas al corazón y posteriormente hacia los pulmones para así oxigenar todo el cuerpo. Por eso nos sentimos energéticos y frescos tras la práctica.

 

¿Quien puede practicar este estilo de Yoga?

La edad es solo un numero 

Niños en clase de yoga
Pregnant%20mixed%20race%20woman%20meditating%20on%20yoga%20ma_edited.jpg
Clase de yoga para adultos mayores

Niños

Fortalece los músculos y adquieren flexibilidad. A nivel mental, gracias a los ejercicios de respiración consiguen relajar la mente y calmarse. El yoga les ayuda a concentrarse mejor, estimula la creatividad y elimina el estrés y los complejos.

Embarazadas

Disminuye el dolor de espalda al mejorar la postura corporal y ayuda a dormir mejor, ya que es una actividad relajante que reduce la sensación de fatiga y el estrés. La madre forma una conexión aún más fuerte con el bebé gracias al aumento de conciencia.

Personas mayores

Aumenta la flexibilidad del cuerpo y fortalece los huesos, mejora la circulación y la respiración. Mejora el tono muscular y estimula el sistema inmune. Es útil como terapia complementaria y ayuda para combatir la angustia y la soledad.

 

Particularidades de la clase

Son los cambios pequeños que hacen la gran diferencia

  1. Generalmente, una clase de hatha yoga suele durar entre 60 y 90 minutos, dependiendo del objetivo de la clase, el tipo de participantes etc. La clase suele empezar con una corta meditación y establecer la intención para la práctica. Se empieza el calentamiento del cuerpo con el pranamaya y los saludos al sol (entre 3 -6 ruedas completas de saludo al sol (suryanamaskar), dependiendo de la época del año y nivel de los participantes).

  2. La parte central de la clase consiste en posturas de pie que tienen el propósito de fortalecer las piernas y la pelvis, posturas de equilibrio sobre las manos y abdominales. Se empieza la vuelta a la calma con posturas de suelo, invertidas progresando en la parte de relajación con pranayama y meditación (esto es solo para orientarte, ya que depende del tipo de participantes, hora del día, mes de al año y las preferencias y actitudes del profesor).

  3. Hay asanas que se pueden mantener hasta 60 segundos, acompañadas de la respiración profunda y acompasada. Muchas asanas de suelo, donde el alumno se encuentra a gusto, se pueden mantener más tiempo. Otras asanas, por ejemplo, las de equilibrio, son más difíciles de mantener, y entre 30-60 segundos podemos considerar un tiempo más que aceptable. Siempre es conveniente ir progresando poco a poco y no forzar una asana en la que nos encontramos incómodas.

 

Contraindicaciones

Generalmente no hay contraindicaciones para los que quieren practica yoga, sin embargo, para las personas con estado especial de la salud física y mental, es indicado consultar con el médico de cabecera antes de acudir a clase y informar al profesor de tu situación.
Las personas que tienen presión arterial alta padecen de enfermedades de corazón, cáncer o tumores y embarazadas, están obligados comunicar con el centro el estado de salud.
1. Si tienes algún tipo de dolencia o problema debes de consultar con el médico si puedes practicar yoga. En caso de que no te ponga ningún impedimento debes de comentar a tu instructor de yoga las dolencias que sufres por si tiene que suprimir o modificar algún ejercicio para que lo realices de otro modo.
2. Cuando se comienza a practicar el yoga se debe tener especial cuidado, tanto con las posturas como con los movimientos, ya que pueden producirse lesiones.
3. Seguir tu proprio ritmo.  Cada uno asimila los conceptos de una manera y, además, cada uno tiene unas habilidades diferentes para la práctica del deporte. Querer seguir a otros practicantes más avanzados, puede resultar en lesiones.
4. Pueden sufrirse mareos o malestar después de la práctica del yoga. Esto puede ser debido a la realización de las posturas de una manera que no sea la adecuada o por tratarse de ejercicios de gran complejidad que se realizan sin haberse preparado previamente de una manera gradual.
5. En los días en los que se tiene la menstruación es preferible no realizar los ejercicios que requieran de posiciones boca abajo, poses de giros con riesgos, de fortalecimiento abdominal o de posiciones extendidas prolongadas.
6. El yoga no es una actividad de alta intensidad. Sin embargo, si estás embarazada es mejor consultar con tu médico cuáles son las contraindicaciones del Yoga para embarazadas que debes tener en cuenta.
7. Se tiene que contar con un buen profesor de yoga. Es muy importante ir a un centro que cuente con un instructor con experiencia. Muchas veces una lesión puede ser provocada por una imprudencia del monitor como consecuencia de la falta de conocimientos que pueda tener.

 

©2019 por HypnoYoga. Todos los derechos reservados.